Edipo, Corleone, Walter White

Hay historias que desafían los siglos y las traducciones. Historias que se resisten al olvido de manera obstinada. El caso de Edipo por ejemplo, una obra de Sófocles escrita en el siglo… En un siglo. Hace más de dos mil años. Aquí adjunto una versión resumida: El oráculo de Delfos les advierte a Layo y Yocasta... Leer más →

¿Cómo llegué hasta aquí?

¿Cómo llegué hasta aquí? ¿En qué momento me desvié y abordé esta página perdida en medio de páginas perdidas? Si llegué hasta aquí es señal de que el computador funciona. ¿Y con eso qué? ¿Para qué me sirve este avance tecnológico? Estoy conectado, ergo existo. Pero, ¿conectado con quién o con qué? Y sobre todo: ¿para qué?... Leer más →

Cambie su café, please!

No problema, le dije al man. Mejor vamos afuera que así te explico. Así fue que terminó la conversación. O más o menos así. El «man» en cuestión era mi estimado amigo Rufino Roca, de Café Orgánico; esa compañía de café donde uno cambia el café y el café le cambia la vida a uno. Pero... Leer más →

El Capitán López en el siglo XXIII – Siete

El lago - Estoy cansada - dijo la joven -. Es una pesadilla constante. Cosas que hasta ayer eran familiares de pronto me resultan extrañas. Este parque y este lago, lugares que visité miles de veces ahora me parecen ajenos. Son cuadros colgados en una galería. Es como si cada vez estuviera más lejos de... Leer más →

El Capitán López en el siglo XXIII – Seis

El teólogo y la máquina Era una oficina diminuta. La luz verdosa del atardecer se colaba por la ventana y se quebraba en los volúmenes de la biblioteca. Tras el escritorio resaltaba la cabeza esquelética del teósofo. - Dios está loco - dijo el teósofo, sonriente -, simplemente, de manera trágica e irreparable, perdió el... Leer más →

El Capitán López en el siglo XXIII – Cinco

El departamento Eran escaleras de mármol en blanco y negro. El departamento estaba en el quinto piso. El Capitán abrió la cerradura con una ganzúa y entró sin hacer ruido. Diana cerró la puerta y siguió a López en su escrutinio. El living era pequeño. Los únicos muebles eran un sofá, una mesa ratona y... Leer más →

Cuando te regalan un iPhone

Cuando te regalan un iPhone te regalan un pequeño infierno florido, una brújula, un pedazo de cristal negro desde donde podrás ver el mundo. No te dan solamente un iPhone, que los cumplas muy felices y esperamos que te dure porque es de Apple, no te regalan solamente ese menudo ordenador que te meterás al... Leer más →

El Capitán López en el siglo XXIII – Tres

Segundo encuentro Despertó aturdido. Trató de incorporarse pero la cabeza le crujió como un engranaje de madera. Era la misma habitación, la misma cama. Más allá, la joven tecleaba en un ordenador. - Me imagino que sabe lo que esta haciendo - dijo López, sin moverse. - Trate de descansar - dijo ella concentrada-. Vamos... Leer más →

Crónicas del Arroyo – 10.5

No sé por qué escribo ésta carta. Ni siguiera sé si tendré el valor de mandarla. Será una forma de absolución, solo que no sé quién será absuelto. Me turbó mi conversación con Elsa. Me molestó que tu recuerdo fuera más importante que la muerte de mi padre. Me dolió saber que te habías acostado con ella pero más me dolió saber que ella todavía tenía sentimientos por vos. Elsa me contó detalles porque tal vez esa era la única forma de liberar fantasmas. ¿Cómo voy a exorcizar los míos?

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑