Crónicas del Arroyo – Capítulo 14

14. Gaviota Era temprano. Era la entrada a la 495. Había un animal muerto en medio del camino. Habían dos pájaros negros y había una gaviota blanca. Yo iba a setenta millas por horas. Se me hacía tarde. A lo mejor aceleré. No recuerdo. Los pájaros negros se volaron en seguida. La gaviota fue más... Leer más →

Anuncios

Crónicas del Arroyo – Capítulo 13

13. Trato de escribirte Querido Joaquín, He tratado de escribirte. Tantas veces he estado aquí, buscando palabras al borde de éste ordenador. No es que me falten cosas para contarte. No sé por donde empezar, no estoy segura de si te va a interesar lo que me pasa. La semana pasada falleció mi tía Claudia.... Leer más →

Crónicas del Arroyo – Capítulo 10

10. La hermana menor Conocí a las hermanas Acosta hace una cantidad de años. La mayor era una flaca desgarbada que nunca valió la pena. La menor en cambio, Clara se llamaba... ella tenía un ángel que desarmaba. Tenía una sonrisa y un modo muy femenino que volvía locos a los varones. Tenía algo especial... Leer más →

Crónicas del Arroyo – Capítulo 9

9. Clara Acosta Llegué a Nueva York con el único propósito de matar a Joaquín Arroyo. Luego de unos meses perdí las esperanzas y ya no estuve tan segura. El tiempo borraba el contorno de las cosas. Pensé que tal vez hablando llegaríamos a un acuerdo. ¿Cuánto tiempo estuve así? A la deriva en un... Leer más →

Crónicas del Arroyo – Capítulo 8

8. Recuentos La muerte de mi padre me obligó a regresar a la hacienda por unos días. No me sorprendió el estado de abandono en que se encontraba todo. No me sorprendieron ni el silencio ni el polvo de ese caserón que una vez albergó tanta esperanza. Pero sí me sorprendieron los recuerdos. Momentos acumulados... Leer más →

Crónicas del Arroyo – Capítulo 7

7. Soledades Tienes razón cuando dices que las palabras son mi cortina de humo. A veces pienso que toda mi vida ha sido una cortina de humo. Lo raro es que ante ti la cortina se desvanece. Trato de escribir y me faltan las palabras lo mismo que me faltó el aire la noche que... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑